.

.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Dos empresas compiten para llegar primero a Marte con pasajeros



Como si se tratara de una visión extraída de la trilogía marciana de Kim Stanley Robinson, la primera colonia humana en el planeta rojo, proyectada por el empresario Elon Musk para 2024, incluye viviendas geodésicas de cristal con vista a las pálidas llanuras, un ejército de robots mineros que excavan túneles presurizados bajo tierra y naves cuyos motores se mueven en base a una mezcla de metano y oxígeno líquido. La idea es establecer una comunidad autosustentable formada por un millón de habitantes. Su competidor, la misión Mars One, planea también enviar 24 personas que partirán en 2026.

Si bien Marte presenta similitudes con la Tierra, como la presencia de cuatro estaciones y un día de similar duración, lo cierto es que los primeros viajeros deberán enfrentar grandes desafíos debido a que el medioambiente del planeta es distinto al nuestro. “Marte carece de un campo magnético efectivo que los proteja de la radiación cósmica y la producida por eventos solares. La atmósfera del planeta es muy fina y no es respirable, ya que consiste en alrededor de un 95% de dióxido de carbono y cantidades despreciables de oxígeno (en la Tierra tenemos un 21% de oxígeno y un 0.03% de dióxido de carbono). También carece prácticamente de ozono, por lo que no hay un filtro para la radiación solar UV. Las temperaturas son extremas, pudiendo oscilar entre -123ºC y 25ºC y, durante las tormentas, existe gran cantidad de polvo arrastrado de la superficie. Los colonos llegarán a Marte con una disminución considerable de su densidad ósea y masa muscular, producto de una exposición muy prolongada a condiciones de microgravedad” indica Daniel E. Vigo Investigador UCA-CONICET, quien participó en el proyecto Mars500 de la Academia Rusa de Ciencias – Agencia Espacial Europea.

De acuerdo a las estimaciones de Musk, CEO de SpaceX, erigir una civilización en Marte que no depende de La Tierra, tardará entre 40 y 100 años. Uno de los primeros aspectos a resolver será el de la infraestructura. “Las viviendas contendrán paneles de vidrio con marcos de fibra de carbono para la construcción de cúpulas geodésicas en la superficie. Además de una gran cantidad de droides de minería para construir una enorme cantidad de espacio presurizado para las operaciones industriales” apuntó el emprendedor sudafricano.

Su competidor, la firma holandesa Mars One, arrancó con 200 mil interesados originarios de 140 países que se apuntaron en 2013. El número ya se redujo a 100 postulantes. Los candidatos comenzarán los desafíos de eliminación directa hasta alcanzar los 40 participantes. El 90% de las pruebas a las que se enfrentaránfueron elaboradas por la NASA y tienen la particularidad de que solo pueden ser solucionadas en equipo, afirmó Norbert Kraft, director médico de Mars One.

En la etapa final serán conducidos a un medio aislado donde quedarán sólo 30, quienes deberán revalidar su capacidad psicológica, la toma de decisiones, la actitud frente a los inconvenientes y la motivación para seguir adelante. De aquel examen saldrán los 24 astronautas que iniciarán el entrenamiento en 2017.

Además de pagar unos 100 mil dólares, a quienes se apunten en la lista de Musk, se les explicó que la misión posee un índice de mortalidad similar a la que enfrentaron los primeros conquistadores del siglo XV. “Creo que los primeros viajes serán verdaderamente peligrosos y el riesgo muy alto. Si estás preparado para morir y te parece bien, eres un digno aspirante para esta misión” comentó Musk. En ambos casos, durante el amartizaje tendrán que atravesar niveles de gravedad muy superiores a los de la Tierra. “Deben adaptarse a una gravedad de un tercio de la terrestre. Por otro lado, van a estar sometidos a grandes periodos de aislamiento y confinamiento; las comunicaciones con la Tierra pueden verse demoradas hasta 40 minutos y no hay forma de volver o de enviar rápidamente una misión de rescate si algo falla” apunta Vigo.

Musk planea disminuir el tiempo de viaje de seis meses a 80 días. A diferencia de Mars One, que no tiene retorno, los que viajen con SpaceX podrán regresar.

Síguenos a través de nuestro pin: 5EF318C8 y el twitter  @elparroquiano
Si deseas comunicarte con nosotros ya sea para denunciar, aportar o publicitar con nosotros, escríbenos acá: eparroquiano5@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada