.

.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Extraordinarias imágenes de una tribu amazónica no contactada que podría ser aniquilada



Nuevas y extraordinarias fotografías difundidas este jueves por Survival International muestran a una comunidad indígena contemporánea en el norte de Brasil, cerca de la frontera con Venezuela, que no ha sido contactada y en la que podrían vivir un centenar de habitantes.

A pesar de que el pueblo indígena yanomani está conformado por aproximadamente 35.000 personas que habitan las selvas y montañas del norte de Brasil y el sur de Venezuela, apenas quedan comunidades que no mantengan contacto con los foráneos, como es el caso esta tribu. 

Según explica la ONG, en las fotografías "se ve el típico yano yanomami, una gran casa comunal que alberga a varias familias. Cada una de las secciones cuadradas del yano la habita una familia diferente, donde cuelgan sus hamacas, mantienen sus hogueras y almacenan comida". 

Los indígenas yanomamis no contactados han manifestado claramente su deseo de que les dejen vivir en paz. Así huyen de cualquier persona ajena a la comunidad e, incluso, evitan a los miembros contactados de su propia tribu. 

Ahora, su situación podría cambiar y su vida corre peligro, ya que son extremadamente vulnerables a las enfermedades que propagan los foráneos: la zona está invadida por unos 5.000 mineros de oro ilegales que han propagado la malaria en la región y han contaminado las fuentes de alimento y agua de los indígenas con mercurio, provocando una grave crisis sanitaria.

"El lugar donde los indígenas aislados viven, pescan, cazan y cultivan debe ser protegido. El mundo entero debe saber que ellos están ahí, en su selva, y las autoridades deben respetar su derecho a vivir ahí", denunció el chamán y activista yanomani Davi Kopenawa a Survival International.

Davi preside la asociación Yanomami Hutukara y es conocido como "el dalái lama de la selva". "Son como termitas: siguen viniendo y no nos dejan en paz", explicó el activista en referencia a los mineros. 

El encargado de proteger este territorio es FUNAI, el departamento de asuntos indígenas del Gobierno brasileño. Sin embargo, afronta severos recortes presupuestarios y se teme que se supriman seis de los doce equipos especializados en indígenas aislados, entre ellos el encargado de proteger a los yanomanis.







Síguenos a través de nuestro pin: 5ef318c8 y el twitter @elparroquiano
Si deseas comunicarte con nosotros ya sea para denunciar, aportar o publicitar con nosotros, escríbenos acá: eparroquiano5@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada